La emisión de gases que puede producir un automóvil es tremendamente alta y es bien sabido por todos que estos gases generan daño al ambiente, sobre todo a la capa de ozono, así pues mientras más automóviles existan alrededor del mundo, más daño le haremos a nuestro planeta.

Pero qué pasa cuando se quiere regular estas emisiones de dióxido de carbono en los automóviles, cómo hacer para que los conductores puedan saber si su automóvil está o no contaminando en exceso.

Bueno para todos esos enigmas fue creada la OBD (On Board Diagnostics), básicamente es un sistema que indica a los conductores y autoridades las cantidades de gases que emite el auto y si estos niveles están adecuados o no para el medio ambiente.

¿Cómo saber si mi automóvil cumple con la OBD?

Desde la década de los 90 las compañías de automóviles empezaron a escanear sus autos con los escáner OBD I, un sistema que analizaba si la cantidad de gases que emitía el automóvil era nociva o no.

Pero desde la llegada del nuevo siglo, los sistemas mejoraron y salió a la luz el sistema OBD II, un sistema que analiza características químicas, físicas y mecánicas, diagnosticando cada sistema del auto y arrojando resultados más precisos.  Cada vez que el escáner detecta un problema se enciende una pequeña luz roja, siendo una advertencia y dando a entender que el auto necesita mejoras y/o ser revisado por un experto.

La mayoría de los automóviles fabricados a partir del año 2000, poseen los sensores correspondientes para escanear su sistema.

¿De qué sirve el diagnostico del OBD II?

Cuando se enciende la luz roja de nuestro auto, la cual nos advierte que debemos acudir al mecánico o algún experto, el sistema OBD II ha detectado un fallo evidentemente, pero no solo eso, también ha guardado información valiosa para nuestro mecánico.

Esta información está codificada y el mecánico podrá extraerla a través de un protocolo de conexión, vía USB, WiFi o usando un puerto RS232 en los automóviles anteriores al año 2000.

¿Dónde encuentro el puerto OBD II en mi automóvil?

Por lo general el puerto del sistema OBD II está en el tablero del automóvil, muchas veces en la parte central. Algunos automóviles poseen el puerto debajo del volante y muy cerca de los pedales. También existen modelos que poseen el puerto OBD II bajo el asiento del copiloto.

¿Cómo obtener los errores de mi auto sin acudir al mecanico?

Existen escáner manuales del sistema OBD, estos pequeños aparatos se pueden usar a través de software o aplicaciones para teléfonos móviles. Podemos analizar cualquier sistema que deseemos y obtener los resultados en cuestión de segundos. Estos escáner son de tamaño portátil y arrojan los resultados vía WiFi, bluetooth o por aplicaciones en nuestros teléfonos móviles.